esarzh-CNnlenfrdeitptrusv

Royal Park Noticias

La recuperación inmobiliaria, por municipios: Alicante, Torrevieja y Elche lideran las ventas

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La recuperación inmobiliaria, por municipios: Alicante, Torrevieja y Elche lideran las ventas

La recuperación del mercado inmobiliario en la provincia de Alicante durante el primer trimestre tiene dos claros protagonistas: la capital alicantina y la ciudad de Elche. Ambas se sitúan en los primeros lugares del ranking provincial en cuanto a número de operaciones durante los meses de enero a marzo de 2021, y además lo hacen mejorando no solo el dato del trimestre anterior (el cuarto de 2020), cuando se formalizaron muchas compraventas pendientes desde el confinamiento de la primavera, sino también el del mismo periodo de 2020, justo antes de que estallase la pandemia.

Así, la ciudad de Alicante registró 1.480 compraventas en el primer trimestre del año, según la estadística trimestral del Ministerio de Movilidad (anteriormente Fomento), lo que supone el 16% del total de operaciones contabilizadas en la provincia durante el periodo. Ese volumen de transacciones iguala el dato del cuatro trimestre de 2020 y supone el mejor dato desde finales de 2019. En relación al mismo periodo del año pasado, la ciudad de Alicante registró un 9% más de compraventas. Por su parte, Elche registró 712 compraventas en el primer trimestre, el 8% del total provincial, muy por encima del trimestre anterior (cuando fueron 666) y un 26% más que en el mismo periodo de 2020, justo antes del coronavirus.

En cambio, las otras dos ciudades de la provincia que más compraventas registran, Torrevieja (que ocupa la segunda posición entre Alicante y Elche) y Orihuela, cuarta, pierden peso y a pesar de situarse entre las primeras del ranking, lo hacen empeorando los datos de 2019, lo que demuestra que en el caso de la Vega Baja aún no se ha cerrado la 'brecha covid' en el sector inmobiliario. En Torrevieja se vendieron 826 viviendas (el 9% del total), lo que supone un 15% menos que en el primer trimestre de 2020. En cuanto a Orihuela, otra de las líderes históricas en el sector, se vendieron 578 viviendas, un 23% menos. Estas cuatro ciudades acumulan, con todo, el 40% de todas las transacciones realizadas en la Costa Blanca hasta marzo.

El 'top ten' de compraventas lo completan, por este orden, DéniaBenidormSanta PolaAlcoyXàbia Pilar de la Horadada. De estas seis ciudades, solo Alcoy y Xàbia mejoran los datos del mismo periodo de 2020, mientras que el resto de localidades se recuperan respecto al confinamiento pero sin llegar a cerrar la brecha. Así, en Dénia se vendieron 352 viviendas, un 1,4% menos; en Benidorm se registraron 274 compraventas, un 18% menos que en 2020; en Santa Pola fueron 246 operaciones, un 25% menos; y en Pilar de la Horada se cerraron 198 operaciones, un 8% menos. En cambio, en Alcoy aumentaron un 3% las compraventas (232 operaciones) y en Xàbia se cerraron las mismas que hace un año, 204.

Volumen de negocio precovid

En toda la provincia, como adelantó este viernes Alicante Plaza, se cerraron 8.900 operaciones de compraventa de vivienda entre enero y marzo de 2021, lo que supone un 2,7% más que en el mismo periodo de 2020, cuando la segunda quincena de marzo estuvo impactada por el confinamiento domiciliario que decretó el Gobierno para frenar la expansión del coronavirus. La recuperación acerca el dato del primer trimestre (aunque aún se mantiene lejos) al que se registraba en el mismo periodo de 2019, hace dos años, cuando el número de operaciones de compraventa fue de 10.200. 

En cuanto al volumen de negocio generado por el mercado inmobiliario, la facturación se elevó a 1.210 millones de euros, un 7,5% más que en el primer trimestre de 2020 (1.125 millones) y apenas un 3% por debajo de la facturación en el mismo periodo de 2019, cuando fueron 1.250 millones. El aumento de precio de los inmuebles, así, provoca que con 1.300 operaciones menos se alcance casi el mismo volumen de negocio. En cuanto a la tipología de vivienda, la usada sigue suponiendo el 85% del total, un peso específico que apenas ha variado desde que comenzó la recuperación de la anterior crisis, a partir de 2014.