esarzh-CNnlenfrdeitptrusv

Royal Park Noticias

¿Hay burbuja en la vivienda? El precio está aún un 20% por debajo de 2007

El sector residencial se mantiene al alza desde hace 18 meses, marcado por una oferta escasa que no llega a satisfacer la amplia demanda, aunque no alcanza los máximos registrados en el 'boom' previo a la crisis.

 

  • El precio de la vivienda vuelve a niveles de 2011 y se dispara un 9% en ciudades
  • Las crisis se ceban con los jóvenes: se ha emancipado un 11% menos que en 2008
  • El precio de la vivienda nueva y usada mantiene la tendencia al alza que inició 18 meses atrás, una vez superada la etapa más crítica de la pandemia y cierra julio con un incremento del 8,9% respecto al mismo periodo del año anterior. Sin embargo, estos niveles se mantienen lejos de los máximos registrados en el ‘boom’ de la burbuja inmobiliaria a finales de 2007, ya que los precios son, de media, un 20,5% inferiores. Esta diferencia varía sustancialmente en función de las zonas y mientras la variación en capitales y grandes ciudades es de un 19,3%, en la costa mediterránea el precio de la vivienda es un 31,8% menor que el alcanzado antes de la crisis de 2008, según recoge Tinsa.

    En cambio, las viviendas ubicadas en las islas son las que más se aproximan a los valores de la burbuja inmobiliaria, con una diferencia cercana al 12%. Son precisamente estos territorios los que iniciaron con mayor rapidez la recuperación en 2021, tras la pandemia, aunque en los últimos meses su incremento parece haberse estabilizado, con un aumento del 0,1% entre los meses de junio y julio y un 4% respecto al año anterior. Ocurre lo contrario en las residencias de la costa mediterránea, que a pesar de registrar una mayor distancia con los precios de 2007 (-31,8%), han visto incrementado su precio medio más de un 7% respecto a junio de 2021.

  • Por comunidades autónomas, según los datos de Idealista, el precio de compra de viviendas solo ha bajado en Aragón, Asturias, Castilla y León y Ceuta en el último año, donde lo ha hecho más de un 14%. Por el contrario, las islas, Andalucía y la Comunidad Valenciana registran las mayores subidas, mientras que en Galicia y Cataluña, el precio se ha elevado menos de un 1%. A finales del mes de julio, Baleares (3.494 €/m2) y Madrid (3.081 €/m2) son los únicos territorios que superan los 3.000 euros por metro cuadrado, mientras que solo Extremadura (940 €/m2) y Castilla La-Mancha (895 €/m2) mantienen este valor por debajo de los 1.000 por metro cuadrado, para la venta.
  • Desde Fotocasa, transmiten a La Información que a pesar de que la demanda es muy elevada, no lo es tanto como en los años del ‘boom inmobiliario’. “El año 2021 fue un año histórico y en el que se cerraron 565.000 compraventas, el mejor dato de los últimos 13 años, pero la demanda aún era más intensa en esos años”, apuntan. Sin embargo, reconocen que la vivienda de obra nueva ha despertado un gran interés en los dos últimos años entre los compradores, lo que podría venir explicado por el alza de precios del alquiler. Además, señalan que los altos precios y la escasez de las materias seguirá elevando los precios y podrían llegar a paralizar algunas obras.

    Desaceleración en la concesión de hipotecas

    “La obra nueva es posible que se siga encareciendo con la poca oferta existente y la que se construya, se hará bajo los nuevos precios afectados por la inflación, mientras la demanda seguirá siendo alta”, esperan desde el portal inmobiliario. En cambio, Cristina Arias, directora del Servicio de Estudios de Tinsa, considera que el cambio de política monetaria del BCE podría alterar estas perspectivas. “Se espera que refleje una desaceleración en la concesión de hipotecas, derivada del encarecimiento de la financiación y del endurecimiento de los criterios de concesión de riesgo por parte de las entidades financieras”, explica. 

  • No obstante, Arias señala que la inversión en obra nueva se ha incrementado en 2022, lo que ampliará la oferta en el medio plazo, pero se mantiene en niveles moderados ante un entorno inflacionista que ha elevado los costes de construcción. Estos, según refleja el último informe publicado por la Sociedad de Tasación, habrían alcanzado los 1.111 €/m en junio de 2022, lo que supone un aumento interanual del 7,7% respecto al año anterior.